Humanity
Spot
Malaga-Spain 2016

La presencia y el c√ļmulo

No hay que irse muy lejos para comprobar que cualquier dispositivo espacial de nuestro entorno se ti√Īe -literal y metaf√≥ricamente- de nuestra presencia. Estamos ante una est√©tica de la aparici√≥n: la pared sirve como soporte del rastro colectivo. ‚ÄúEl cuerpo humano mismo es concebido como una porci√≥n de espacio‚ÄĚ, nos dice Marc Aug√©, y este se manifiesta inconscientemente ah√≠ por donde pasa. El cuerpo se apropia de los espacios, siendo en ocasiones germen de una manifestaci√≥n colaborativa.

La huella física y simbólica

Una mancha espont√°nea en la pared, un √≠ndice que revela el paso de los transe√ļntes que decidieron detenerse ah√≠: la huella a trav√©s del espacio y el tiempo, inconsciente a la hora de crear (o destruir). Esta idea puede encontrarse tambi√©n en el seno de las pr√°cticas art√≠sticas ancladas en el marco digital. Otro contexto que supone un flujo constante de im√°genes de las cuales bebemos y en la que subyace una dimensi√≥n colaborativa y creadora de nuevas obras. El rastro de pisadas en la pared sirve como signo: imprimimos y acumulamos sentido a trav√©s de las se√Īales que dejamos.
Laura Entrambasaguas Gallardo
1
3
4
2